¿Tu perro tiene sensibilidad digestiva? I Efecto Ringo

Sensibilidad digestiva en perros

¿Tu perro tiene sensibilidad digestiva?


La sensibilidad digestiva es una enfermedad que puede presentarse por factores genéticos o como consecuencia de alguna enfermedad anterior, ocasionando en nuestros perros dificultades al digerir o absorber las vitaminas y minerales de los alimentos, llevándolos a hacer deposiciones voluminosas y blandas (incluso líquidas), de manera recurrente y en una cantidad fuera de lo habitual.

Evitar la sensibilidad digestiva requiere de nuestro compromiso con la alimentación de nuestro perro, es decir, debemos tener cuidado con sus hábitos y evaluar el tipo de alimento que le damos. Por lo anterior, traemos algunas recomendaciones para ayudarte a controlar y evitar este malestar en tu mascota:

Tu perro sufre de sensibilidad digestiva

  • No alteres la dieta de tu perro: Es necesario que conserves el mismo alimento para evitar generarle estrés en su aparato digestivo. Si realizas cambios, debes consultarlo antes con un veterinario de confianza.
  • Distribuye las porciones de su comida: No dejes que sea una ración única al día, divide la comida de tu mascota, de ser posible, en tres porciones diarias, para que su aparato digestivo trabaje más seguido y metabolice cantidades moderadas.
  • Establece un horario para su alimentación: Organiza los intervalos de tiempo entre las comidas para que tengan la misma cantidad de horas de diferencia, de esta manera, evitas alterar el ritmo de trabajo del aparato digestivo de tu perro.
  • Bríndale un alimento de calidad: Es importante ofrecerle a tu mascota la posibilidad de alimentarse con un concentrado especial. Recuerda que su aparato digestivo necesita de un concentrado de fácil digestibilidad.

Recuerda que si los síntomas de tu perro no mejoran, es importante consultar a un veterinario de confianza que te brinde las soluciones necesarias.

Fuente:

  • Tomado de: La Vanguardia
  • Tomado de: Royal Canin
  • Tomado de: Mis Animales