Rocky, un labrador que trabaja para cuidarnos I Efecto Ringo

Rocky es un perro que nos cuida

Rocky, un labrador que trabaja para cuidarnos

Uno de los primeros atributos que encontramos en los perros con su domesticación fue su capacidad para defendernos de las amenazas. Desde entonces, a la par que nuestras mascotas, han sido nuestros fieles guardianes y protectores. Los griegos y los romanos empleaban, por ejemplo, un tipo muy especial de perro, llamado moloso, para el cuidado de sus casas y ganado. Estos se caracterizan por tener una fuerte musculatura, gran cabeza y potente mordida.

Perros que trabajan para salvar la vida de las personas

Perros que ayudan a las personas ciegas

Perro que se dedica al pastoreo

En la actualidad no es muy diferente, ya que seguimos valiéndonos de las increíbles capacidades de los ringos, como su olfato, fidelidad e inteligencia, para que nos apoyen en oficios relacionados con el cuidado y la seguridad. Es tan cierto esto, que todos asociamos espontáneamente a los dálmatas con los bomberos, a los border collie con el pastoreo o a los labradores con la protección de nuestros hogares.

Este último es el caso de Rocky, un hermoso labrador chocolate de tres años que acompaña a Juan en su labor como celador de un condominio. Con su gran sagacidad e instinto para detectar situaciones extrañas, este perro centinela se ha convertido en el mejor amigo y aliado de Juan en su trabajo diario, sin que por ello haya perdido la gran ternura y nobleza que caracterizan a todos los perros, pues cuando Rocky no identifica actitudes agresivas le gusta recibir a las personas y dejarse mimar por ellas.

Juan nos define la compañía y apoyo que Rocky le ofrece así:




La historia de este par de incansables trabajadores nos demuestra que nuestra relación con los ringos es inagotable y nos ofrece muchas posibilidades para ser cada vez mejores en lo que hagamos.

Y tú, ¿conoces alguna otra historia de perros en el trabajo? ¡Compártela con nosotros!