Previene la agresividad en los perros | Efecto Ringo Panamá

Comportamiento agresivo de un perro

Recomendaciones para prevenir el comportamiento agresivo de un perro

Cuando estas a punto de recibir un nuevo integrante a la familia ya sea un perro joven o mayor, lo primero que debes hacer es conocerlo, es importante que te tomes el tiempo de observar y analizar cómo se comporta contigo, con las demás personas y otras mascotas. También te ayudará a descubrir sus gustos, que le incomoda o que le tiene miedo y de este modo poder calcular cuales son las causas que alteran su comportamiento agresivo.

Si tu nuevo compañero de vida se trata de un cachorro, debes enseñarle día a día una buena educación, pon atención a la forma en cómo juegas con él, porque puede que confunda los juegos bruscos con agresividad y lo último que queremos es que cuando crezca sea un perro con dificultades para socializar. Los cambios de comportamiento son fáciles de detectar, fíjate bien en: gruñido profundo y prolongado, mirada fija y postura rígida.

¿Cómo corregir los juegos agresivos de un cachorro?

  • Trata de ignorarlo cada vez que tu cachorro tenga comportamientos bruscos, es decir cuando el juego se vuelva más pesado o te está mordiendo muy fuerte, desvía su atención y ofrécele juguetes que él pueda morder y distraer el comportamiento agresivo.
  • Si tu cachorro insiste en seguir mordiendo fuertemente, debes indicarle que pare, dile en voz alta “suelta” o “ouch” y dejas de jugar con él.
  • En caso tal de que tu cachorro haga caso omiso a tus llamados de atención, lo ideal es que lo dejes un buen rato solo en un cuarto con juguetes hasta que pueda calmarse. 

¿Qué detona el comportamiento agresivo de un perro joven o adulto?

Agresión posesiva:

Hay ciertos casos donde nuestros ringos suelen proteger sus objetos como lo son los juguetes y su alimento, ellos buscan la manera de esconderlos o en el momento que te acercas gruñen e incluso muerden cuando intentas tomarlos.

Ayuda a tu perro agresivo

Qué detona la agresividad en los perros

Protección:

Cuando los perros conforman una familia, son muy leales a su manada, es decir, tienden a proteger a cada uno de sus cachorros, es por ello, que cuando ven o sienten que alguien se les acerca, muestran un comportamiento agresivo en su defensa.

Defender el territorio:

Otro de los comportamientos más comunes en nuestros peludos es cuando compiten por el espacio y su entorno, no les gusta mucho cuando un intruso intenta invadir su lugar.

Agresividad en los perros

Prevenir el comportamiento agresivo al perro

Dolor:

Si tu perro es cariñoso, gentil y tranquilo, pero hay momentos en los que se desanima y su comportamiento cambia de manera repentina a un estado agresivo cuando lo intentas acariciar o levantar, lo mejor será que consultes con tu veterinario porque puede ser que algo lo incomoda o le esté generado dolor.

Otra opción que puede ayudar a tu perro con el comportamiento agresivo es realizando algunos paseos durante el día, cada uno por lo menos de 15 minutos para que él pueda relajarse y tener un espacio de diversión. Debemos de tener en cuenta que ningún perro ataca sin antes advertirte que está molesto. Ten cuidado con su lenguaje corporal, él puede decir mucho con: la posición de sus orejas, los gruñidos, postura, entre otras señales.



Con tu ayuda, tu ringo aprenderá de forma fácil y segura. Bríndale una buena actividad física acompañada de actitud positiva, junto con la mejor alimentación balanceada como la que te ofrece Ringo.